“Continuarem oberts a parlar i a reivindicar les necessitats dels nostres veïns i veïnes”

Esta setmana hem conegut a través de la premsa que l’actual equip de govern local ha decidit rebutjar els pressupostos de 2018, després d’un any omplint titulars anunciant la seua presentació imminent, però sense demostrar cap intenció real d’aprovar-los.
Continua llegint

Compromís propone más de un millón de euros para actuaciones urgentes

Tras un año prometiendo la aprobación de un presupuesto, el gobierno formado por PSOE, Esquerra Unida y Decido no ha presentado todavía ni siquiera una propuesta. La falta de interés en aprobar las cuentas para Sant Joan ha empujado a Compromís a presentar una propuesta para agilizar el arreglo el aire acondicionado de la Casa de Cultura, asfaltar varias calles, reformar el Mercado, crear carriles bici y cumplir con el compromiso de inversión en iluminación LED. Continua llegint

Compromís presenta su propuesta de presupuestos municipales

Ante el estancamiento de las cuentas por parte del actual equipo de gobierno, Compromís ha hecho pública su borrador de presupuestos municipales para este año. Un documento que apuesta por la mejora de las infraestructuras, la recuperación del patrimonio, la sostenibilidad y las iniciativas sociales.

Continua llegint

Comptem amb les associacions per a confeccionar els pressupostos

El grup municipal Compromís ha començat a reunir-se amb alguns dels col·lectius del municipi amb l’objectiu d’escoltar les seues necessitats de cara a conformar propostes per als pressupostos de 2018. Continua llegint

El alcalde premia la ineficiencia de la empresa de limpieza inyectando dinero público

Desde Compromís consideramos que la decisión que ha tomado el alcalde para evitar la huelga de trabajadores de la contrata de basuras y limpieza viaria, supone una irregularidad administrativa que no pone fin al problema de la limpieza municipal y que no solventa las necesidades de los trabajadores. Una decisión llevada a cabo desde la imposición, sin consenso, para pagar con dinero público lo que debe pagar la empresa contratada.

Esta maniobra exprés supone una nueva extravagancia de Albero que vuelve a demostrar su incapacidad de diálogo y su precaria manera de gestionar la administración pública. Es impresentable que se premie con un incremento de 100.000 € a una empresa a la que el Ayuntamiento ya destina 1.750.000 €, con una contrata que incumple su pliego de condiciones y que está siendo diana de quejas y denuncias vecinales por un servicio insuficiente.

No se puede hacer una modificación de la contrata de limpieza pública vaciando partidas presupuestarias en su beneficio. Si el alcalde de Sant Joan todavía no conoce cómo proceder, tenemos un problema. Un problema grave al que se suma la ineficiencia de un servicio que se sitúa entre los más caros de la provincia, con un 15-20% más que otros municipios asimilables al nuestro.

No obstante, mostramos nuestra gratitud por la desconvocatoria de la huelga, especialmente, ante una reivindicación tan legítima como la mejora de las condiciones laborales de unos trabajadores que han estado olvidados en los últimos años. Pero no podemos permitir que el alcalde utilice estas demandas como excusa para ampliar una contrata de una forma irregular que incumple los procedimientos administrativos necesarios.

Esta medida unilateral pretende modificar unos presupuestos -que deberían estar aprobados según el propio Albero el 5 de septiembre- sin el consenso previo necesario a la hora de tomar una decisión de tal magnitud. Unos presupuestos que, además, se han visto dilatados y polemizados por querer imponer un incremento del 8% de los sueldos de los concejales, vendiéndolos como una subida automática para engañar descaradamente a la gente. Si al señor alcalde le molesta que denunciemos públicamente las irregularidades de su gestión, podría probar a preocuparse por tomar medidas que no pongan en peligro el futuro de nuestro municipio.

Sin embargo, como reprimenda por hacer públicos sus intereses personales y mitigar la mala prensa de las gestiones de su grupo durante todo este tiempo (subida de sueldos, línea 38, iluminación de fiestas, limpieza o cambio de ubicación del mercado, entre otros), Albero decide eliminar los servicios de las competencias de Compromís utilizando como excusa la problemática de los trabajadores de FCC y, así, poder modificar el presupuesto unilateralmente. Por no entrar a valorar el uso partidista que está haciendo de las contrataciones de Avalem Joves para hacer una comunicación institucional personalista.

A Compromís no le costaría hacer un esfuerzo en beneficio de los trabajadores si realmente esta medida fuera legítima y equilibrada. Pero esta propuesta fraudulenta está buscando una nueva confrontación que nos obligue a aceptar imposiciones, convirtiéndola en un nuevo motivo para poner en riesgo la aprobación de los presupuestos municipales. Algo que no parece

preocuparle tras las constantes falsedades que ha vertido en los últimos meses sobre este tema (ahora están presentados, ahora no, ahora se aprueban, ahora no).

Su falta de proyecto político se traduce en cambios constantes de criterio y en una obsesión por el control absoluto del poder municipal, donde el único obstáculo para ello es Compromís. Un socio incómodo considerado una amenaza por no dudar en pararle los pies ante los abusos constantes a los que somete a este ¿equipo? de gobierno.

De igual manera que se preocupa únicamente por sus propios intereses, no iba a preocuparse ahora de los afectados de la contrata de limpieza sin aprovechar esa situación para venderse como el “salvador de los trabajadores” e imponer en su beneficio un presupuesto diferente al consensuado con todas las fuerzas políticas.

Una decisión que evidencia, nuevamente, su estrategia destinada a desacreditarnos, cuando en Compromís hemos trabajado duro por una gestión responsable de las cuentas públicas, por la apuesta por el diálogo, la colaboración y el consenso, que se han visto dinamitados por la voluntad autoritaria de un alcalde que no ha entendido que las mayorías absolutas se han acabado y que la pluralidad es una realidad enriquecedora.

El PSOE quiere imponer una subida de los sueldos a los concejales

Esta semana descubrimos que el motivo que ha llevado a retrasar la aprobación de los presupuestos municipales de 2017 era el interés por parte del grupo socialista en una subida del 8% en los sueldos de los concejales del Ayuntamiento de Sant Joan.

Esta idea ha estado presente constantemente en las negociaciones, pero entendíamos que la falta de consenso frenaría la propuesta, ya que desde Compromís siempre la hemos rechazado. Sin embargo, el Regidor de Personal, Manel Giner, ha querido imponer esta pretensión mediante el Anexo de Personal presentado a Hacienda que refleja dicha subida y cuya aprobación depende tanto de él como del alcalde. Una decisión que, como decimos, no cuenta con nuestro apoyo y que atenta gravemente contra el pacto de gobierno que dio el sustento a la investidura del actual alcalde.

Abrir este debate ahora es irresponsable y demuestra que la prioridad del PSOE no está destinada al bienestar de los vecinos y vecinas de Sant Joan, sino al propio interés económico de sus concejales. ¿Qué necesidad hay de poner en peligro la estabilidad del gobierno y poner en evidencia la poca predisposición en gestionar los recursos públicos de forma sensata?

En Compromís no podemos tolerar que los intereses personales estén por encima de las necesidades de los santjoaners i santjoaneres. Y menos en una legislatura caracterizada por fuerzas progresistas donde las partidas presupuestarias han estado secuestradas y cuyas inversiones se han visto limitadas. No podemos entrar en este debate cuando en las negociaciones sobre el pacto de investidura de 2015 ya se zanjó esta discusión. De hecho, el propio PSOE describió como “suicidio electoral” la posibilidad de plantear una subida de sueldo a mitad de legislatura. Entonces, ¿qué es lo que pretenden?

Además, el pleno del 22 de julio de 2015 refleja el acuerdo consensuado en lo que respecta al sueldo de los concejales. Y en lo que se refiere al SMI (3,5 el alcalde y 3,2 el resto de los concejales) presentado el 9 de julio de 2015, ya se desestimó por entender que no cumplía el pacto de gobierno al no producir un ahorro en las partidas de personal. Por lo tanto, no puede justificarse en ningún caso este movimiento en el último momento que pone en peligro, una vez más, la aprobación de los presupuestos.

No podemos aceptar que se descuiden las necesidades de Sant Joan. Con los casi 30.000 € al año que los socialistas quieren destinar a la subida de sueldos se pueden llevar a cabo pequeños proyectos dirigidos a la ciudadanía. Sin embargo, parece que prefieren destinarlos a llenarse los bolsillos. Y si para ello tienen que poner las cuentas municipales en riesgo y arrastrar al concejal de Hacienda, no dudan en hacerlo, pero nosotros no lo podemos permitir.

Denunciamos la deslealtad con la que se ha gestionado este tema capital para el municipio. La despreocupación constante se suma a la falta de compromiso, pues públicamente han llegado a decir que los presupuestos se aprobarían en junio y no ha habido voluntad. Ahora introducen esta propuesta convertida en el AS con el que han jugado a dilatar unos presupuestos para presionarnos y vernos obligados a aceptarla sin rechistar por no poder negarnos, pues negarnos a la subida de sueldos es votar que no a los presupuestos.

Unos presupuestos que apuestan por la inversión y la mejora de Sant Joan y que se han elaborado duramente mediante un trabajo de consenso, no pueden ponerse en peligro ahora por razones poco éticas y que no atienden al interés público. No vamos a entrar en un nuevo juego de presiones al que se están aficionando y que atenta contra el buen funcionamiento de un gobierno de cambio.

Esperamos que haya sido un error y que se presente un documento corregido. Si no, nos veremos obligados a tomar medidas.

Seamos sensatos. Seamos responsables

Después de tener a disposición el presupuesto desde principios de año, nos sorprende que existan portavoces que afirmen no conocer el contenido del documento. No sabemos si es un despiste o fruto del desinterés. Pero una cosa está clara: lo que se ha presentado no es un borrador, son los presupuestos municipales de 2017 que ahora se encuentran en manos del alcalde para proceder a su aprobación. Un documento que ha sido contrastado durante meses con el resto de grupos, que cuenta con el respaldo de los técnicos y que supone la única propuesta posible que garantiza el buen funcionamiento de todas las áreas.

Más sorprendentes son aun las declaraciones de la portavoz de EUPV que lanza sin ningún tipo de pudor que los presupuestos no están consensuados con nadie. ¿Acaso no tiene recuerdo alguno de las reuniones que se han celebrado regularmente desde el mes de enero?

El área de Cultura es una de las más beneficiadas con la aprobación de los presupuestos. La sentencia que obliga el pago de 60.000 euros a la SGAE está contemplada con una partida que proviene del fondo común. Al realizar el pago con anterioridad a la aprobación del presupuesto, se ha tenido que hacer desde las cuentas de Cultura, quedando a cero por haber consumido la totalidad del importe de sus partidas en febrero. Con la aprobación del presupuesto, vuelve a disponer de ese dinero. No nos vale que eluda responsabilidades y mucho menos que las haga recaer sobre otros.

Asimismo, sobre el uso común de la Casa de Cultura y sus servicios, sólo hay que recordar que la mayoría de las áreas ponen a disposición partidas en beneficio al conjunto del consistorio, como la Limpieza o la brigada de Obras y Mantenimiento. Las concejalías no son compartimentos estancos y su gestión trasversal debe traducirse en beneficio a los ciudadanos. No podemos convertir las concejalías en Reinos de Taifas.

Por lo que respecta a las dudas sobre las partidas de Movilidad que le genera al portavoz del grupo socialista, debemos indicarle que no hay ningún error. Hemos visto en reiteradas ocasiones como la responsable del área de transporte se autoproclamaba concejala de Movilidad, pero este hecho no le otorga dicha delegación. La Concejalía de Movilidad no existe. Las competencias relacionadas en este terreno se han hallado siempre bajo la Concejalía de Urbanismo y Medio Ambiente. Obviamente, la movilidad no se puede desligar del modelo de ciudad desde el que se trabaja y la apuesta sostenible por el municipio. Documentos tan importantes como el PMUS (Plan de Movilidad Urbana Sostenible) se han confeccionado desde estas áreas y actividades como la Semana de la Movilidad se han organizado siempre desde Medio Ambiente. Repetir una mentira supone un engaño y genera confusión a la ciudadanía, además de constituir una deslealtad al documento firmado por PSOE y Compromís del reparto de competencias.

Finalmente, con respecto a la deuda, en ningún momento se pretende adelantar tal y como quieren dar a entender los socialistas. Si ellos pretenden retrasar el pago de la deuda, significaría pagar más intereses. ¿Cuál es la apuesta socialista exactamente? ¿Endeudarnos más para pagar más a los bancos? Nosotros apostamos por cumplir la legislación y no caer en errores que al final nos abocan a pagar más y a limitar nuestras inversiones y servicios.

Tras meses y meses esperando que el resto de grupos tuvieran el más mínimo interés en la aprobación de los presupuestos, hemos presentado la propuesta definitiva. De hecho, según muestran las declaraciones de estos últimos días, es satisfactorio por parte de todos los portavoces, por lo que determinadas declaraciones nos han parecido gratuitas, fuera de lugar, y con el único objetivo de tirar balones fuera. Somos conscientes de que se ha demorado mucho esta situación, pero debemos tener en cuenta que la responsabilidad de su aprobación es de todos.