Diem “NO” als abusos d’Albero

 

DIARIO INFORMACIÓN:

Compromís arremete contra el alcalde y le acusa de querer imponer su autoridad
La formación abandona el equipo de gobierno por sus continuas discrepancias con el líder del Partido Socialista, al que califica de «déspota» e «intransigente»

– Los tres ediles de Compromís, Llorenç Román, Sergio Agueitos y Alba Lledó, abandonan el gobierno.
– La salida de los tres ediles deja un tripartito minoritario formado por nueve concejales.

Poco más de dos años ha durado el cuatripartito de Sant Joan d’Alacant en el gobierno. El miércoles por la noche, el portavoz de Compromís, Llorenç Román, anunció en el pleno que los tres concejales de la formación abandonaban el equipo de gobierno al estar en desacuerdo con la gestión del alcalde, el socialista Jaime Albero, y con las formas de proceder de éste. Las discrepancias entre estos dos partidos han sido continuas en lo que va de legislatura, pero la gota que colmó el vaso fueron las cuentas municipales de 2017, que Albero modificó para incluir una inyección de 50.000 euros para la empresa que gestiona el servicio de recogida de basura y limpieza viaria, una mercantil que recibe más de un millón y medio de euros al año por dicha contrata.

Así, el cuatripartito de Sant Joan ha pasado a mejor vida. Ayer, los ediles de Compromís (Llorenç Román, Sergio Agueitos y Alba Lledó) presentaron su renuncia oficial a través de un escrito en el que arremeten contra el alcalde y exponen los argumentos que les han llevado a tomar la decisión de dejar sus competencias a mitad de la presente legislatura. «Llevamos prácticamente desde los inicios sufriendo el talante autoritario y déspota del señor alcalde. En las divergencias nunca ha optado por el diálogo, sino por la confrontación, por hacer uso de su posición, por la política para presionar, huir del debate, manipular y jugar a agotar los tiempos con opacidad y política de hechos consumados», explicaron desde la formación de izquierdas.

En concreto, Compromís describe al primer edil del Partido Socialista como una «figura intransigente y sin criterio», como «una persona obsesionada por el control del poder», «déspota» e «incapaz de liderar cualquier proyecto». Asimismo, los ediles acusan a Albero de apropiarse de sus competencias, de dar órdenes contradictorias a lo funcionarios, de desautorizar su trabajo públicamente y de boicotear actos organizados por las áreas que, hasta ayer, dirigían.

Los tres concejales, que ya forman parte de la oposición, destacaron el «autoritarismo» de Jaime Albero. Así, en el escrito manifestaron que «la sumisión al alcalde sin matices ha sido la única opción encima de la mesa para los socios de este gobierno».

Por su parte, el concejal Sergio Agueitos también destacó el carácter cambiante del primer edil de Sant Joan. Según Agueitos, «es complicado obedecer ocurrencias» porque «Jaime cada día piensa una cosa diferente, cada día se despierta queriendo dedicar un edificio a cosas diferentes, no tiene unos objetivos claros».

El ya ex edil de Hacienda considera que todas estas dinámicas son «perjudiciales para el buen funcionamiento de un gobierno plural». «Hemos tomado una decisión coherente. Todo tiene sus límites y no podíamos seguir dándole una mayoría a un alcalde que nos ningunea y al que le importa muy poco el pueblo de Sant Joan».

Gobierno en minoría
Una de las principales consecuencias del abandono del equipo de gobierno por parte de Compromís es la situación en la que queda en tripartito que, con sólo nueve concejales, tendrá que gobernar en minoría y buscando el apoyo de la oposición para poder sacar adelante su gestión y sus propuestas.

Tras la salida de los tres ediles de Compromís, el tripartito de Sant Joan queda conformado por los cinco regidores del Partido Socialista, los dos de Esquerra Unida y los dos del grupo Decido. La bancada de la oposición la ocupan doce concejales: siete del Partido Popular, uno de Ciudadanos, el edil tránsfuga Natxo Gisbert y los tres de Compromís.

Reacciones
La decisión de Compromís de abandonar el equipo de gobierno pilló por sorpresa al alcalde de Sant Joan, Jaime Albero, que considera que sus ex socios han utilizado «un lenguaje muy agresivo», «piensan en las elecciones de mayo de 2019» y que han actuado «por estrategia política». «Siempre hemos estado abiertos a negociaciones y ahora tendremos que dialogar como siempre lo hemos hecho. Seguro que ahora las áreas van a funcionar mucho mejor».

Esta opinión la suscribe casi al dedillo el portavoz del grupo Decido, Santi Román, que calcó las palabras de Albero: «Se han preocupado por las elecciones de 2019». Sin embargo, Román aseguró que se esperaba la salida de Compromís, ya que considera que «han estado forzando la máquina», «que han estado muy influenciado por su partido» y que «estaban buscando la ruptura».

Por su parte, la portavoz de EU, Clara Rodríguez, tampoco se mostró sorprendida por la decisión de sus ex compañeros y se posicionó cerca de Compromís en lo referente a la falta de diálogo dentro del equipo de gobierno. «Los constantes rifirrafes afectaron a la comunicación pero, a pesar de las desavenencias, nosotros siempre intentamos que se arreglen de manera interna», declaró Rodríguez.

En cuanto al grupo mayoritario de la oposición, el Partido Popular calificó de «bochornoso» el conflicto del equipo de gobierno y «la falta total de moderación, diálogo y ausencia de cintura política del señor alcalde».

Compromís deixa l’equip de govern

A Compromís ens hem vist obligats a prendre una decisió difícil. Una decisió que ha sigut inevitable a causa de les dinàmiques abusives del senyor Alcalde que nosaltres no podíem continuar recolzant. Una decisió barrejada i molt reflexionada des de fa temps que complix amb la nostra convicció de fer un Sant Joan millor, lluny de polítiques personalistes, interessades i no consensuades que sempre hem denunciat.

Sessió plenària de setembre de 2017

Sessió plenària de setembre on Compromís va anunciar la seua eixida del govern

Arran els resultats electorals de maig de 2015, el nou escenari polític de Sant Joan va donar la possibilitat de formar un govern plural basat en el diàleg i el consens. Compromís va apostar decididament assumint una gran responsabilitat i un paper actiu en la reconstrucció del municipi i els seus comptes. La nostra presència ha estat fonamental per reordenar les prioritats urbanístiques del nostre poble, millorar la seua gestió financera, recuperar la gestió pública del servei de neteja d’edificis públics, apostar per les polítiques igualitàries, mediambientals, la participació i, en definitiva, per una gestió honesta, pròxima i rigorosa dins d’una aposta per un municipi sostenible i que mira al futur sense oblidar la seua pròpia identitat.

A pesar de tot l’anterior, portem pràcticament des dels inicis de la legislatura patint el despotisme del senyor Alcalde, que mai ha optat pel diàleg sinó per la confrontació, per fer ús de la seua posició política per pressionar, fugir del debat, manipular i jugar a esgotar els temps amb opacitat i la política dels fets consumats.

Des de Compromís entenem que un govern plural requerix una figura de consens, que aporte serenitat i que, respectant les divergències, sàpiga ser justa i dialogar amb totes les parts per tal de conformar un equip cohesionat que puga treballar pel nostre poble. Amb Jaime Albero només ens hem trobat, per a la nostra sorpresa, amb una figura intransigent i sense criteri incapaç de liderar cap projecte per a Sant Joan; una persona obsessionada pel control del poder que ha fet ús de la institució que governa de manera completament partidista i excloent amb la resta de socis del govern.

Ens trobem davant un alcalde que va demanar el vot a favor de la resta de forces polítiques per a després actuar durant la legislatura com si tinguera majoria absoluta, imposant sense diàleg els seus posicionaments i acusant d’obstaculitzadores les veus discrepants com la de Compromís, que ha intentat, dins la lleialtat institucional que pertocava, ser crític, honest i no entrar en esta dinàmica de submissió que ha pretés sempre l’alcalde.

Els últims mesos estes dinàmiques impositives i excloents s’han agreujat, arribant Albero a irresponsabilitzar-se de competències que li són pròpies, saltar-se els regidors competents de Compromís per tal de donar ordres contradictòries a funcionaris, desautoritzar públicament el treball de regidors del govern i boicotejar actes organitzats per les regidories que gestionem. Tot açò ha derivat en un deficient funcionament de l’equip de govern i un ús inadequat dels recursos públics i de les potestats municipals sense una preocupació per part d’Albero com a responsable màxim de la institució local.

Des de Compromís no ens hem resignat mai a funcionar d’esta manera i hem intentat sempre acostar postures, però ens hem trobat sempre amb una voluntat de confrontació i culpabilitzadora dels conflictes (l’objectiu no semblava buscar solucions, sinó culpables). La submissió a l’alcalde sense matisos ha sigut l’única opció damunt la taula.

Vistes les dinàmiques de confrontació constants, l’opacitat i autoritarisme amb els quals es pretén funcionar i l’aposta per dinamitar el consens, incomplir el pacte d’investidura i no respectar el repartiment de regidories, els regidors del grup municipal Compromís per Sant Joan presentem la renúncia de les competències delegades per continuar traballant per vosaltres amb honestedat, rigor i dignitat.

Esmena de Compromís als pressupostos municipals

El grup municipal de Compromís per Sant Joan ha presentat una esmena al pressupot municipal a causa de les seues maniobres, senyor Albero, que ha provocat que, a 28 de setembre, el pressupost estiga sense aprovar.

Defensa de l’esmena per part nostre regidor d’Hisenda cap a l’alcalde:

Com tots sabem el pressupost municipal té dos parts principals: la de l’Ajuntament i la que correspon al pressupost de Pycsa. Si no s’aprova el programa de Pycsa, no es pot aprovar el del Ajuntament.

Durant mesos, Compromís ha demanat tant al Consell de Pycsa com a les reunions del grup de govern que es presentara a debat el document, però res va fer. Nosaltres vam tindre que mostrar la nostra preocupació públicament per a que finalment es dignara a fer-ho.

Com l’única persona que té la potestat de fer-ho es vosté, la resta només podien exigir que complira amb la seua obligació. Però durant mesos això no li va preocupar res i va retardar la presentació per una única raó: els resultats de la empresa municipal durant l’any 2016 eren tan roins com en els anys anteriors, amb més de cent mil euros de pèrdues. Pèrdues de les que vosté sí era responsable com a President de la mercantil. I la conseqüència va ser que el programa de Pycsa s’aprovà, a finals de març, amb pressions, esgotant els temps. Sis mesos tard.

A finals del mes de maig, jo, com a regidor d’Hisenda, fart d’esperar que vosté donara el pas endavant, li vaig presentar el projecte de pressupost pactat que incloïa un programa d’inversions per a totes les àrees i que cobria les necessitats mínimes de totes les regidories. Vostè va dir en premsa que en uns dies estaria aprovat perquè només teníem que arribar a alguns acords finals. Inclús es va dir que per a Fogueres el tindriem, perquè, per desgràcia, la potestat d’elevar el document final al Ple Municipal es de vostè. Com explica que mesos desprès declare el contrari?

Nosaltres ho sabem. Vostè va decidir oblidar-se de la seua obligació per aconseguir el seu objectiu: la pujada d’un 8% dels sous dels regidors. Eixa irresponsabilitat va portar a que mentira sobre que no hi havia pressupostos presentats. Una altra mostra de la poca voluntat política de tindre en vigència el pressupost de 2017.

Vosté ha preferit jugar tot aquest temps a fer un pols amb nosaltres, pressionar-nos i imposar modificacions inadequades per a la situació de la caixa municipal, no més per a intentar demostrar que dominava vostè la situació i que el treball de Compromís hi havia que destruir-lo. I sap per què? Per què nosaltres complim amb la nostra obligació i defensem els interessos dels ciutadans, per això la nostra negativa a la pujada de sous ha estat expressada sempre en les reunions del grup de govern. Però no ens vau creure. I aquesta dilació temporal va estar determinada per pressionar-nos fins a l’últim moment per a recolzar-la. Però nosaltres no ens vam deixar sucumbir i eixirem públicament a denunciar-ho.

Eixa pujada va justificar-la amb l’increment del SMI, desprès dient que era una pujada automàtica i, per últim, que era mentira, una invenció nostra, i que mai havia tingut vostè la intenció de fer-ho. Menys mal, que hi ha un anexe de personal firmat pel regidor responsable, el senyor Giner, que si que demostra eixa intenció. Així que no intente enganyar a la gent dient que no es veritat, com ha intentat fer públicament. Abans de fer declaracions públiques de eixe calibre assegure’s que no hi ha papers que pugin deixar-lo en evidencia. Perd vostè tota la seua credibilitat.

I després arriba la traca final que ha propiciat la presentació d’esta esmena: La vaga dels treballadors de la adjudicatària dels serveis de recogita de la brossa.

Anem a vore: si vostè vol vendre que la desconvocatòria es gràcies a la seua intervenció, doncs vosté vorà, però això ni és cert ni s’ho creu ningú. Ara, que vullga imposar una modificació del pressupost basant-se en un conflicte que no en te repercussió pressupostaria, i que ho faça vosté com a principal responsable d’este d’Ajuntament, és una barbaritat i és molt greu.

El conflicte empresa-treballadors està solucionat mitjançant el conveni signat, conveni on l’Ajuntament no té cap responsabilitat. No més es una excusa per a justificar una pujada no pactada i que pretén saltar-se el consens dins del grup de govern.

Una Administració no pot entrar en una negociació entre empresa i treballadors i donar diners públics. I menys quan les parts ja han arribat a un acord i no hi ha perill de una nova vaga.

L’empresa te l’obligació de pagar els seus treballadors i els pressupostos municipals no poden ser utilitzats per això. O la pretensió es fer una modificació de la adjudicació? Llavors, utilitzeu els procediments administratius adequats i arribeu als acords necessaris.

És una vergonya vendre com una millora de la situació laboral dels treballadors uns diners que no estan destinats a eixe propòsit.

Vostè ha aprofitat un conflicte laboral per a donar-li més diners a una empresa incomplidora amb les seues responsabilitats:

Una empresa que va presentar l’oferta més cara de totes les empreses que van participar i que ens costa als santjoaners més de 1.750.000 euros al any.

  • Una empresa que era la que menys llocs de treball ofertava.
  • Una empresa que no ha complit amb les millores que va ofertar i per les quals va guanyar l’adjudicació: un ecoparc o la recuperació de pous tradicionals per al reg públic, entre altres.
  • Una empresa de la que els veïns de Sant Joan es queixen habitualment, neteja dels carrers, estat dels contenidors etc..

A més, es demostra un desconeixement total del plec de la adjudicació. Per què si no la regidora responsable de l’àrea demana diners per a fer un estudi de com fer el Ecoparc? Sembla mentida que siguen tan torpes quan eixa és una obligació que ha de complir l’adjudicatària.

Si el que es vol es una modificació del contracte per a millorar i augmentar els serveis, les coses han de fer-se amb diàleg, consens i mitjançant els procediments pertinents, i no imposant amb autoritarisms.

Tot açò ha provocat que a finals de setembre el pressupost estiga sense aprovar i resulta que vosté s’atreveix a dir que els culpables som nosaltres. Però la gent no es tonta, senyor Albero. Nosaltres, amb molt de treball hem preparat uns comptes que cobreixen les necessitats municipals i l’únic que fem es negar-nos a uns canvis interessats que s’han volgut imposar sense negociació.

Per què, què ha fet vostè per a elevar el pressupost al Ple en temps i forma? Ho ha retardat per a imposar una pujada immoral dels sous dels regidors i, desprès,  vista la impopularitat de la mesura, la ha negada. O ¿ és que s’ha esperat des de el mes de maig perquè sabia que anava a convocar-se una vaga en setembre per ficar-li ma al pressupost i desviar 50.000 euros com vostè vullguera?

Al final, sembla que la seua intenció era menysprear el nostre treball, però sobretot, als treballadors i treballadores i als nostres veïns i veïnes per amagar la seua falta de lideratge i responsabilitat política dins de l’Ajuntament.

Per últim, vull demanar el vot de totes i tots els regidors per a la nostra esmena. Una esmena que fa honor al consens i que compleix les necessitats per a gestionar responsablement este Ajuntament. Estar en contra o abstenir-se d’esta esmena és acceptar una forma de treballar excloent, deshonesta i immoral.

No aprovar l’esmena que presentem hui ací no sols significa premiar a una empresa que rep molts diners per un servei incomplidor, sinó que, el que és més greu, significa recolzar l’autoritarisme, les pressions i les imposicions que no responen als interessos públics i que són inadmissibles en un govern plural.

Las mentiras de un alcalde

Utilizar la huelga de los trabajadores para imponer una modificación unilateral del presupuesto no le ha salido al alcalde como esperaba. Al igual que la intentona de la subida de sueldos de los concejales, el incremento de las partidas de limpieza para premiar a una empresa que está incumpliendo el pliego de condiciones -, tal y como apuntan desde hace meses algunos informes- es otra de las maniobras que han provocado nuestro rechazo rortundo a las maneras autoritarias de proceder del Sr. Albero.

Con el fin de aprobar un presupuesto importantísimo para el desarrollo de las inversiones que tenemos pendientes en el municipio, cosa que llevamos anunciando todo el año, hemos presentado una enmienda para poder aprobarlo en casi las mismas condiciones en las que se había consensuado por todos los grupos (cambiado una partida duplicada destinada ahora a servicios sociales). Algo que el grupo socialista no ha tardado en utilizar para culparnos del retraso en su aprobación.

Pero las mentiras tienen las patas muy cortas.

Los presupuestos llevan en el cajón del alcalde medio año. Unos presupuestos con los que ha jugado a hacer un pulso de fuerza, sin perder la ocasión de echar balones fuera y responsabilizar a Compromís de su retraso, una fuerza que ha puesto por delante los intereses públicos en todo momento y que no ha sucumbido a las vergonzosas artes que está utilizando. ¿Acaso preveía en mayo la huelga de trabajadores en septiembre?

Las maniobras del alcalde han ido de la mano de declaraciones que, lejos de estar a la altura propio de una persona de tal relevancia, varían según el día con mentiras cada vez más evidentes. Podemos hablar de su negativa sobre la existencia de un anexo de personal con la subida de sueldos, pero los documentos hablan por sí solos:

Arriba y a la izquierda con la subida de los concejales firmada por el portavoz del PSOE. A la derecha sin la subida que se ha elevado a pleno junto al presupuesto gracias a la denuncia de nuestro grupo.

Tampoco hace falta recordar que la modificación del presupuesto que se ha dedicado a vender como un “acuerdo”, no está destinado a mejorar la retribución de los trabajadores. Una institución pública no puede entrar en una negociación entre empresa y trabajadores inyectando dinero público, y menos cuando ambas partes afectadas ya han firmado un convenio donde se concreta la mejora de su situación.

La empresa tiene la obligación de pagar a sus empleados y los presupuestos municipales no pueden verse afectados por ello. Si de verdad pretende hacer una modificación de los servicios de la contrata, que utilice los mecanismos administrativos necesarios y que cuente con los acuerdos pertinentes. ¿No se le cae la cara de vergüenza vender como una mejora en la situación laboral de las personas implicadas cuando los 50.000 euros no van destinados a ese propósito?

Otra de las mentiras sobre esta subida unilateral del presupuesto en 50.000€ es venderlo como un sacrificio de las partidas del grupo socialista👉 https://youtu.be/xXcLdotZr3c?t=515. Algo que fácilmente se ha comprobado que pertenecen casi todas gestionadas por Compromís. Pasa a negar la patrimonialización de las partidas y afirmar que todo el dinero es del Ayuntamiento. Nosotros no fuimos quienes patrimonializaron nada, pero no íbamos a dejar que las mentiras escondieran la verdad.

Vaya por delante que el problema no es de dónde salen esos 50.000 €, sino el por qué y para qué van destinados. Tenemos informes técnicos que avalan nuestras afirmaciones y que confirman todo lo dicho, tanto el incumplimiento del pliego como la irregularidad que supone ésta forma de proceder. No es una opinión, son hechos y manifestaciones técnicas.

Insistimos en que el conflicto empresa-trabajadores está solventado mediante convenio firmado, donde el Ayuntamiento no tiene ningún compromiso, pero Albero es capaz de servirse de los problemas de los trabajadores para justificar una subida no pactada ni informada y que pretende saltarse el consenso e imponer por la vía de la presión y los hechos consumados.

Los hechos también hablan por sí solos. Los presupuestos los ha presentado él solo, sin los socios de gobierno, sin garantías de aprobación, simplemente para premiar a una empresa que incumple actualmente sus obligaciones para con el Ayuntamiento. Nos pide un acto de fe, pues no ha presentado ningún estudio, ni presupuesto, ni nada que permita saber realmente en qué se van a gastar esos 50.000 euros. Y para colmo menciona el ecoparque como nuevo servicio gracias a este incremento presupuestario cuando la actual contrata ya tendría que estar proporcionando ese servicio y lo está incumpliendo, tal y como indica el interventor.

Desde Compromís nunca hemos hablado gratuitamente, ni convocamos ruedas de prensa para decir mentiras constantemente. Albero lo sabe bien, pues de lo contrario ya nos hubiera echado del gobierno. Pero una vez más nos encontramos con esta actitud autoritaria y manipuladora, cayendo en sus propias trampas, poniendo en riesgo inversiones por valor de 1 millón de euros y un presupuesto que, sin ser totalmente satisfactorio para todos, mejora la capacidad de gestión de todas las concejalías.

No permitiremos que se desvíe la atención de los hechos, y es que si los presupuestos se han puesto en riesgo ha sido por su falta de diligencia en la gestión de PyCSA (la aprobación de sus presupuestos tardaron meses, cosa que ocurrió a finales de marzo de 2017, y eran necesarios para poder aprobar los presupuestos municipales), la intentona en la subida del 8% de los sueldos (que desmiente y, sin embargo, existe un anexo de personal firmado por el portavoz del PSOE que así lo prueba), y ahora con este trato a favor de una multinacional sin justificación y sin seguir el procedimiento administrativo que toca.

Para más inri, Albero no quiere permitir que vuelva a ocurrir lo mismo en 2018 con los presupuestos. Algo en lo que estamos de acuerdo. Y le damos la solución: ya puede ir presentando la dimisión. Si estamos en septiembre sin ellos, es por atreverse a poner sus intereses partidistas y personales por delante del interés público.

El alcalde vuelve a usar su autoridad para boicotear un acto de Medio Ambiente

Jaime Albero ha prohibido esta tarde el corte del tramo de la calle San José donde iba a celebrarse el día sin coche, dejando a más de treinta personas tiradas que ya tenían reservada su mesa para celebrar la semana de la movilidad.

Esta maniobra de última hora y de forma injustificada, vuelve a mostrar la actitud revanchista de un alcalde que da la espalda a los vecinos y vecinas de Sant Joan, atreviéndose a cancelar el mismo día la realización de un acto organizado por el Concejal de Medio Ambiente Sergio Agueitos, fruto de los últimos enfrentamientos que denunciaban su falta de responsabilidad y dudosa gestión.

Asimismo, la responsable de transporte Eva Delgado no ha querido gestionar los cambios de la línea de autobús que sí que ha realizado en la avenida de la Rambla de La libertad alegando “que no era conocedora del corte” habiendo un informe sobre los actos en julio y un expediente por el corte desde el pasado 18 de septiembre donde la policía estaba informada. El mismo que indicaba los cortes de las otras calles que sí que se han ejecutado.

Desde el área de Medio Ambiente muestran su asombro ante tal decisión cuando se lleva semanas difundiendo las actividades con todos los procedimientos técnicos necesarios y sin que nadie les hubiese avisado de estos cambios.

El concejal de Medio Ambiente lamenta cómo se está utilizando la institución pública para hacer una lucha personal y privar a los santjoaneres y santjoaners de actos destinados exclusivamente para ellos. “Ya sabemos por qué quieren suprimir las partidas de movilidad. No tienen ningún proyecto de ciudad y mucho menos interés en que los demás lo hagamos. Sus reprimendas por denunciar su mala gestión están sobrepasando los límites y los únicos perjudicados son los ciudadanos.”

Igualtat llança una campanya contra les agressions sexistes en festes

No més agressions sexistes. Amb este lema la Regidoria d’Igualtat, en col·laboració amb l’àrea de Festes, ha engegat una campanya d’actuació a les festes majors de Sant Joan, amb la finalitat de promoure actituds i comportaments basats en el respecte i la igualtat, i sensibilitzar als nostres festers i festeres en la prevenció de tals agressions.

La campanya sorgix com a resposta a les greus situacions que en molts municipis es viuen en èpoques festives, ja que l’oci, la distensió i l’esplai que generen servixen moltes vegades d’excusa perquè les dones no siguen respectades i es vegen intimidades i tractades com a objectes sexuals.

Durant les festes, Igualtat habilitarà un espai d’informació denominat “Punt lila” en la mascletà de la plaça de L’Ordana del 13 al 16 de setembre, on es donarà informació en matèria de prevenció de violència masclista mitjançant guies i altres recursos materials. També atendran i actuaran, si es presenta el cas, davant este tipus de situacions en col·laboració de les forces de seguretat.

Esta campanya compta amb més d’una dotzena de voluntaris i voluntàries que col·laboraran per a fer que les nostres festes estiguen lliures d’actituds masclistes i per a promoure actituds de respecte i igualtat.

Per a dur-la a terme, les persones inscrites han assistit a una jornada de formació capitanejada per l’edil Alba Lledó i l’Agent d’Igualtat de l’Ajuntament de Sant Joan, on van donar les claus per a conéixer els conceptes bàsics sobre la violència masclista i com actuar abans qualsevol tipus d’agressió. Un exercici per a trencar estereotips sobre el masclisme i conéixer l’arrelades que estan en la nostra societat certes actituds que, en moltes ocasions, són difícils de detectar i que atempten contra la dignitat de la dona.

Amb l’inici de les festes, es repartirà informació i cartells per les penyes perquè tots i totes ens sensibilitzem en esta causa i puguem oferir el suport necessari perquè les dones i els homes visquen les festes en igualtat i en llibertat. A més, el voluntariat es dividirà en grups de quatre per a poder estar cada dia en el “Punt Lila”.

Un altre dels elements de la campanya és oferir un entreteniment diferent del que dicten les modes, amb un llistat musical que inclou tot tipus de gèneres per a gaudir i ballar al ritme de cançons lliures de lletres masclistes. Així mateix, des de l’Ajuntament s’ha elaborat un manifest que posa en relleu la col·laboració de tota la ciutadania per a fomentar actituds respectuoses i eradicar este tipus de violències.

La responsable d’Igualtat incidix en la necessitat d’engegar xicotetes accions com esta que donen suport i servisquen com a punt de referència a qualsevol persona que se senta intimidada en l’ambient festiu, ja que no és necessari un atac físic per a detectar una agressió. La violència es presenta de moltes maneres (de forma psicològica, simbòlica, verbal o física, entre altres), algo que tristement s’ha normalitzat i que fa que siga més complex que s’identifique una agressió.

La violència masclista no seguix cap patró i ha estat sempre present en la nostra societat, per la qual cosa hem de posar el focus en este assumpte per a condemnar qualsevol tipus d’expressió masclista i conscienciar a la població que no hi ha excusa per a menysprear a ningú per qüestió de gènere.

El alcalde premia la ineficiencia de la empresa de limpieza inyectando dinero público

Desde Compromís consideramos que la decisión que ha tomado el alcalde para evitar la huelga de trabajadores de la contrata de basuras y limpieza viaria, supone una irregularidad administrativa que no pone fin al problema de la limpieza municipal y que no solventa las necesidades de los trabajadores. Una decisión llevada a cabo desde la imposición, sin consenso, para pagar con dinero público lo que debe pagar la empresa contratada.

Esta maniobra exprés supone una nueva extravagancia de Albero que vuelve a demostrar su incapacidad de diálogo y su precaria manera de gestionar la administración pública. Es impresentable que se premie con un incremento de 100.000 € a una empresa a la que el Ayuntamiento ya destina 1.750.000 €, con una contrata que incumple su pliego de condiciones y que está siendo diana de quejas y denuncias vecinales por un servicio insuficiente.

No se puede hacer una modificación de la contrata de limpieza pública vaciando partidas presupuestarias en su beneficio. Si el alcalde de Sant Joan todavía no conoce cómo proceder, tenemos un problema. Un problema grave al que se suma la ineficiencia de un servicio que se sitúa entre los más caros de la provincia, con un 15-20% más que otros municipios asimilables al nuestro.

No obstante, mostramos nuestra gratitud por la desconvocatoria de la huelga, especialmente, ante una reivindicación tan legítima como la mejora de las condiciones laborales de unos trabajadores que han estado olvidados en los últimos años. Pero no podemos permitir que el alcalde utilice estas demandas como excusa para ampliar una contrata de una forma irregular que incumple los procedimientos administrativos necesarios.

Esta medida unilateral pretende modificar unos presupuestos -que deberían estar aprobados según el propio Albero el 5 de septiembre- sin el consenso previo necesario a la hora de tomar una decisión de tal magnitud. Unos presupuestos que, además, se han visto dilatados y polemizados por querer imponer un incremento del 8% de los sueldos de los concejales, vendiéndolos como una subida automática para engañar descaradamente a la gente. Si al señor alcalde le molesta que denunciemos públicamente las irregularidades de su gestión, podría probar a preocuparse por tomar medidas que no pongan en peligro el futuro de nuestro municipio.

Sin embargo, como reprimenda por hacer públicos sus intereses personales y mitigar la mala prensa de las gestiones de su grupo durante todo este tiempo (subida de sueldos, línea 38, iluminación de fiestas, limpieza o cambio de ubicación del mercado, entre otros), Albero decide eliminar los servicios de las competencias de Compromís utilizando como excusa la problemática de los trabajadores de FCC y, así, poder modificar el presupuesto unilateralmente. Por no entrar a valorar el uso partidista que está haciendo de las contrataciones de Avalem Joves para hacer una comunicación institucional personalista.

A Compromís no le costaría hacer un esfuerzo en beneficio de los trabajadores si realmente esta medida fuera legítima y equilibrada. Pero esta propuesta fraudulenta está buscando una nueva confrontación que nos obligue a aceptar imposiciones, convirtiéndola en un nuevo motivo para poner en riesgo la aprobación de los presupuestos municipales. Algo que no parece

preocuparle tras las constantes falsedades que ha vertido en los últimos meses sobre este tema (ahora están presentados, ahora no, ahora se aprueban, ahora no).

Su falta de proyecto político se traduce en cambios constantes de criterio y en una obsesión por el control absoluto del poder municipal, donde el único obstáculo para ello es Compromís. Un socio incómodo considerado una amenaza por no dudar en pararle los pies ante los abusos constantes a los que somete a este ¿equipo? de gobierno.

De igual manera que se preocupa únicamente por sus propios intereses, no iba a preocuparse ahora de los afectados de la contrata de limpieza sin aprovechar esa situación para venderse como el “salvador de los trabajadores” e imponer en su beneficio un presupuesto diferente al consensuado con todas las fuerzas políticas.

Una decisión que evidencia, nuevamente, su estrategia destinada a desacreditarnos, cuando en Compromís hemos trabajado duro por una gestión responsable de las cuentas públicas, por la apuesta por el diálogo, la colaboración y el consenso, que se han visto dinamitados por la voluntad autoritaria de un alcalde que no ha entendido que las mayorías absolutas se han acabado y que la pluralidad es una realidad enriquecedora.